alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkIcons/Communication/USP/Cash-deliveryIcons/Communication/USP/Delivery-eveningIcons/Communication/USP/Delivery-same-dayIcons/Communication/USP/Delivery-storeusp-deliveryIcons/Communication/USP/Exchangeusp-free-returnsIcons/Communication/USP/Gift-cardIcons/Communication/USP/KlarnaIcons/Communication/USP/Salearrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
adidas
logo

EL DEPORTE ES UN REGALO

Con Leo Messi

Mientras el fútbol espera, Leo Messi cuenta lo que el fútbol significa para él.

Estadios vacíos y en silencio. Son tiempos extraños. Cuando el mundo se puso en pausa, los jugadores pensaron: "¿Y ahora qué?" Sin deportes, hay un vacío. Pero nos regala tiempo para pensar.

Jugar al fútbol es un regalo que debe ser recibido y transmitido.

Durante el confinamiento, Messi nos cuenta que se ha dado cuenta del honor que supone jugar al fútbol. Se ha ganado el apoyo y el respeto de los fans de todo el mundo. En la misma medida en que él los inspira, la lealtad de sus fans lo inspiran a él.

"El mayor regalo de todos es poder hacer felices a otras personas".

Leo Messi

Echamos de menos nuestra rutina, a nuestros rivales y compañeros.

No importa el estadio en el que juguemos, soñamos con que llegue el día en que las gradas vuelvan a gritar nuestros nombres. En muchos casos, no poder jugar ha hecho que nuestra pasión se afiance.
Incluso más que en otros deportes, los aficionados al fútbol entregan su alma. El amor que sienten por su equipo, su estadio y sus ídolos es incondicional. Cuanto más da un jugador dentro de la cancha, más apoyo recibe a cambio.

Volveremos a jugar con más pasión incluso que antes.

No sabemos de qué forma recordaremos estos momentos difíciles. Pero después de esperar y entrenar solo, apreciamos aún más el deporte que amamos.

LA EQUIPACIÓN DE MESSI