alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkIcons/Communication/USP/Cash-deliveryIcons/Communication/USP/Delivery-eveningIcons/Communication/USP/Delivery-same-dayIcons/Communication/USP/Delivery-storeusp-deliveryIcons/Communication/USP/Exchangeusp-free-returnsIcons/Communication/USP/Gift-cardIcons/Communication/USP/KlarnaIcons/Communication/USP/Salearrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictwittervkwhatsappyahooyoutube
adidas
adidas / junio 2019

TUS 7 PRIMEROS PASOS CONTRA LA CONTAMINACIÓN MARINA

El 70% de la superficie de la Tierra está cubierta por océanos. Y más del 40% de esos océanos están plagados de plástico. El plástico en el mar no solo destruye la belleza natural del paisaje marino, sino que causa graves daños a la fauna y al medio ambiente a escala global. Necesitamos actuar ya. Lo positivo es que hay cosas que podemos hacer para combatir la contaminación por plástico en el medio marino. Te explicamos cómo podés empezar a actuar.

running-fw19-rfto-launch-appstorypreview-7steps-image1-d

LAS 3 MAYORES CAUSAS DE CONTAMINACIÓN MARINA POR PLÁSTICO

Los océanos son los ecosistemas más grandes y activos del planeta Tierra. Contienen decenas de miles de especies y producen la mitad del oxígeno que respiramos. Lamentablemente, hemos hecho de ellos el ecosistema más amenazado, contaminado por residuos plásticos que no solo afectan a la vida marina, sino también a los que vivimos en tierra firme. Según los científicos, cada año llegan al mar más de ocho millones de toneladas de plástico. Es una cifra demoledora que da mucho que pensar. ¿De dónde provienen estos residuos plásticos?

PLÁSTICOS INDUSTRIALES: la industria juega un papel muy importante en el problema del plástico. En todo el mundo, el plástico de los envases y textiles representa más de 100 millones de toneladas de contaminación al año. Por eso, adidas está continuamente buscando formas de mejorar su huella plástica.

MICROPLÁSTICOS: la contaminación por plástico de los océanos no solo constituye una amenaza terrible para los ecosistemas, es una pesadilla y una absoluta monstruosidad. Pero la peor contaminación es la que no se ve. Este es el caso de las microperlas o microesferas de plástico que contienen algunos productos como los cosméticos. Una simple ducha con un shampoo que contenga microperlas puede enviar aproximadamente 100.000 partículas de plástico al océano.

PLÁSTICOS DE CONSUMO: acá es donde podés entrar vos. El plástico de consumo es aquel que utilizamos a diario: botellas, bolsas, pajitas, recipientes para llevar, etc. Una bolsa de plástico tiene una vida media útil de 12 minutos. Sin embargo, una vez que se tira, tarda hasta 1.000 años en descomponerse. En todo el mundo, siguen fabricándose cada año aproximadamente 1 billón de bolsas de plástico de un solo uso, y menos del 1% se reciclan. Millones de bolsas acaban a diario en el mar.


POR QUÉ ES TAN NECESARIO PROTEGER LOS OCÉANOS

La amenaza más inmediata de la contaminación por plástico se cierne sobre las especies que consideran a los océanos su hogar. Miles de animales marinos mueren cada año porque confunden los residuos plásticos con alimentos y se ahogan al ingerirlos o quedan enredados en ellos cuando flotan por el mar.

Pero la vida marina no es la única afectada a medida que los océanos se llenan de residuos creados por el hombre. Los plásticos erosivos, como el poliestireno (espuma de poliestireno), liberan toxinas dañinas cuando se rompen en pedazos más pequeños en los océanos. Como resultado, el mercurio, que es un contaminante muy peligroso, se ha encontrado en concentraciones elevadas en los mariscos. El alcance de esta amenaza a la seguridad alimentaria sigue sin estar claro. Pero lo que sí se sabe es que el mercurio causa serios problemas a la salud humana, desde daños en los órganos hasta afectar al desarrollo infantil.

Una nueva investigación puso de manifiesto que la basura plástica también está incidiendo en el cambio climático. A medida que los residuos plásticos flotan en nuestros océanos y tardan cientos de años en descomponerse, liberan poderosos gases de efecto invernadero. Se cree que estos gases, incluidos el metano y el etileno, inciden gravemente en la degradación de la atmósfera de la Tierra.

Afortunadamente, aún hay medidas que podemos tomar para empezar a sanar nuestros mares. Aunque por sí solo el impacto de estos cambios en nuestras costumbres será bastante limitado, si cada uno de nosotros pone su granito de arena, podemos hacer una gran diferencia.

adidas / junio 2019